Historia

A finales de los años sesenta y principios de los setenta el barrio de San Luis contaba con un conjunto de casillas de dos y tres plantas alrededor de la tienda de “Concha”. El paisaje estaba protagonizado por pencas y caminos de tierra que desembocaban en el entonces centro del Barrio. Dos fuentes o cañillos que daban agua a todo el Barrio, siempre rodeado de mujeres que con sus garrafas se aprovisionaban del líquido elemento vital. La sensación de olvido y abandono se reflejaba en que los taxis se negaban a entrar y ofrecer sus servicios.

A mediados de los años setenta y en plena transición española se comienza a construir viviendas mas altas, como el edificio donde esta la farmacia (cerca de la Iglesia) y los del entorno que atraen a mucha mas gente. A pesar de que estas construcciones poseen luz y agua, la parte mas antigua del Barrio carecía de estos suministros fundamentales, que sumados a los problemas generales de infraestructuras, falta de alcantarillado, asfaltado, hicieron urgente que los vecinos se organizasen y reivindicasen sus necesidades. Así, después de dos años de papeleo, entre 1977 y 1979, se funda la Asociación de Vecinos la Loma San Luis, cuyo anagrama era los dos cañillos dibujados en las vocales de la loma.

Tras reunirse en una asamblea y detectar cuales eran las necesidades y problemas del Barrio, a través de una encuesta, “agua, asfaltado, alcantarillado, Iglesia. etc “, se decidió centrarse en la solicitud de una red de abastecimiento de agua para que llegara a todas las casas.

Los primeros años de la década de los 80 fueron un éxito por la consecución de grandes logros y mejoras, como el agua, luz para todos, asfalto y alcantarillado en la mayoría de las calles, espacios verdes, como la plaza de la Libertad y el Colegio San Luis. Se construyen edificios en altura a lo largo de calle Haza de Acosta y otras colindantes.

A este barrio de misión llega un experimentado sacerdote diocesano desde el municipio de Vícar, Don José Antonio Felices Álvarez. Allí tuvo la experiencia de poner en marcha una nueva parroquia en Puebla de Vicar.

La llegada fue al estilo misionero, sin tener donde reunirse con la gente. Para comenzar se reúne en asamblea con la asociación de vecinos para ver si los cristianos del barrio querían comenzar a buscar un local para reunirnos. Así comenzó, como dice el Párroco. “ empecé bajo cero”. Toda una aventura.

La bendición de la capilla (C/ Menendez Pidsal 51) por el entonces obispo D. Rosendo, fue el día 3 de febrero del 1991 y el 21 de junio del mismo año se creó la parroquia segregada de la de San Isidro.

El 5 de octubre de 2007 el Señor Obispo D. Adolfo coloca la primera piedra de lo que posteriormente será el nuevo complejo parroquial S. Luis Gonzaga en la calle Haza de Acosta junto al colegio Diocesano.

Una fecha clave es el 20 de junio de 2010 cuando dió su entrada por primera vez, para quedarse definitivamente, la imagen de San Luis Gonzaga acompañada por una nutrida procesión de vecinos y parroquianos, que pudieron obsevar con emoción cual sería la nueva casa de su santo patrón y la casa de todos los miembros de la comunidad parroquial.

Y otra que quedara para siempre grabada en el recuerdo de todos los vecinos del barrio es la del 27 de Junio de 2010, cuando en una solemne ceremonia el Obispo consagro el nuevo Templo Parroquial de San luis Gonzaga

En la actualidad es un barrio que cuanta con unos 15.000 habitantes y en expansion.
Joaquín A.




ARTICULO ESCRITO POR NUESTRO PÁRROCO D. J, ANTONIO FELICES ALVAREZ

Historia de la Parroquia de San Luis Gonzaga de Almería

Cómo nace y se desarrolla una nueva comunidad cristiana en la Iglesia de Almería

Soy un sacerdote de Almería – España - que ha tenido el honor y el reto de poner en marcha dos comunidades parroquiales de nueva creación. La primera  allá por los años setenta en una comarca de agricultura en invernaderos, pionera en aquellos años en Vícar, y otra en zona de expansión de la capital – Barrio de San Luis.

Me piden que relate mi experiencia de esta segunda por estar más cercana en el tiempo.

Es imposible exponer en poco espacio la riqueza de una larga vivencia desde 1990 a la actualidad, pero si  puede ser atractivo ver las claves y sobre todo intuir las huellas de paso de Dios por esta comunidad cristiana. Es una lectura creyente de la realidad- post eventum- por si a alguien le puede servir en su tarea pastoral.

Todo empezó con el encargo del Sr. Obispo de acercamiento pastoral, junto con otro cargo diocesano, a una  zona de la parroquia madre- S Isidro- que se suponía que iba a crecer. Total cerca de los dos mil habitantes por entonces. Al no nombramiento todo dependía del párroco de cuya parroquia se me nombró adscrito.

En encargo fue:  Especial dedicación al Barrio san Luis y “Ver si en un par de años podemos crear la parroquia de acuerdo con el párroco”.

Quiero resumir la larga experiencia, para no perderme en batallas, en tres momentos, como  la vida de las personas:

1.- El dolor del nacimiento
2.- Las crisis de la Juventud y crecimiento
3.- La serenidad de la adultez

1.- NACIMIENTO- INFANCIA

Todo un reto y una aventura poner en marca una nueva comunidad cristiana, no porque sean recién convertidos- países de misión-, sino segregados de la parroquia madre y sin tener “jurídicamente” ningunas facultades.
¿ Cómo entrar en contacto ? ¿ Cómo detectar y  aglutinar  a los cristianos mas interesados?
¿Cómo….
Con estos y otros “comos” nos encontramos con el primer obstáculo: no tenemos donde reunirnos, no hay todavía proyecto sin presupuesto para un mínimo local de encuentro y reunión.
Descubriendo que el único lugar de reunión es la Asociación de vecinos me intereso por sus actividades, me hago socio y desde allí provocamos una asamblea para hablar sobre la posibilidad de una nueva parroquia en el Barrio. Una junta gestora que salió de la asamblea dio lugar a que poco tiempo después ya tenían detectados tres posibles locales
para un salón capilla.
 Después de supera varios obstáculos, con el visto bueno de párroco y el apoyo del obispado a los tres meses ya  estaba el Sr. Obispo bendiciendo el local, que pasó  de ser un bar en capilla y luego Parroquia del Barrio.

Tan deseado  era el proyecto que  voluntarios de distintas profesiones se ofrecieron para transformar el local aportando su trabajo lo los fines de semana.  Electricistas, pintores albañiles….  aportaciones económicas.
Si fue interesante  el trabajo con adultos en  esta puesta en marcha del local, no deja de ser importante el trabajo paralelo que se fue haciendo con un grupo de jóvenes.
Con el contacto con jóvenes en la calle, debajo de una farola, interesamos a un grupo de jóvenes  para hacer cosas juntos en beneficio de otros jóvenes.

 En principio se trataba de hacer una película que respondiera a este título: El Barrio San Luis ayer y hoy.
La intención de mi parte  era  entrar en contacto con  el mundo juvenil y a la vez ir haciendo un análisis de la realidad con el mayor número de datos posible, para tener un punto de partida  y la tarea pastoral.
Pensando ellos, interesarlos en una tarea  común de interés para ellos sintiéndose protagonistas.  Recuerdo que viéndonos reunidos en la calle, una familia nos ofreció una habitación en  una   casita  que tenía vacía.
Sería demasiado largo lo positivo de esta puesta en contacto. Si puedo decir que dio lugar a un estudio sobre la problemática de los jóvenes por medio de una encuesta hecha por ellos mismos llegando a 100 jóvenes. Tabulada la encuesta   tambien dio lugar a una Asociación juvenil – El Nido-. De esta surgió el coro parroquial, un grupo de catequesis de jóvenes para la confirmación y actividades culturales, recreativas y religiosas. 

La puesta en marcha de la parroquia fruto de una labor conjunta de mayores gestionando el local, que dio pie a que lo sintieran como suyo, y de jóvenes motivados para colaborar en las tareas  comunes.

Fue una un fiesta y satisfacción, el día 3 de febrero del 1991, cuando pudimos reunirnos  con el Sr Obispo a la cabeza para hacer el traslado de la Imagen desde la parroquia y  la bendición del Salón Capilla

 En este recorrido podemos decir que comenzamos , no desde cero , sino de bajo cero, ya que no teníamos ni donde meternos.

Hay que reconocer que para toda esta “movida” me ayudó mucho el haber tenido  la experiencia de  haber puesto en marcha otra comunidad parroquial y  de haber  trabajado con jóvenes, durante muchos años, en  la JOC – Juventud obrera de acción católica.
Tienía por tanto las siguientes convicciones:

1.- Que el principal protagonista en la formación de una comunidad es El Espíritu Santo
2.- Que es personas tienen muchas capacidades y por tanto hay que creer en las personas y darle protagonismo
3.-Que la cultura dominante no  ayuda en  la formación de la persona y de la comunidad

 Y por tanto hay que crear una conciencia crítica y  conciencia social como base para una comunidad cristiana adulta.

2.-JUVENTUD

   En la comunidad parroquial ha sucedido como en el crecimiento en las personas  con la tarea educativa, han ido aflorando  toda la capacidad  y riqueza contenida en potencia en su interior . Son dones y carismas que hay que detectar y potenciar.
Así sucedió en esta comunidad de unos 1500 habitantes en su mayoría católicos, de los cuales unos doscientos acuden regularmente a los actos de culto, una treintena colaboran directamente en las tareas pastorales y el resto son intermitentes   sobre todo para actos socio-religiosos.

¿ Cómo ayudar a crecer en las tres bases- de la parroquia: El anuncio del evangelio, la celebración de la fe, y la acción caritativo social.?

Una vez conseguida la puesta en marcha y sabiendo que todo el barrio se había entero de la presencia de la nueva parroquia, comienza la tarea lenta del trabajo pastoral en los tres niveles de pertenencia: Intermitentes, asiduos y colaboradores directos.

Hay que tener en cuenta tres problemas detectados en el análisis de la realidad:

- Barrio eminentemente obrero de baja cualificación profesional.
- Bajo nivel cultural en las personas mayores.
- Problemas de drogadicción en los jóvenes.

La asociación de vecinos para juntos afrontar problemas comunes está bastante politizada por lo que hay que andar con” pies de plomo”

¿ Qué debe de ofrecer la Iglesia- parroquia ante esta situación ?

Cada día que pasa se ve mas claro la importancia de la “ Promoción del laicado”:
-          Laicos bien formados con una honda espiritualidad y organizados para actuar como tales en su mundo.
-          Organizados y con suficiente protagonismo como para que se sientan no solo colaboradores, sino co-responsables de la tareas de la comunidad.
-           
Los medios que promovimos principalmente fueron:
 + La Acción católica: General y especializad del mundo obrero: HOAC.
+.-El Consejo de pastoral parroquial.
+.-Las Asambleas parroquiales.

Toda la organización al interior era con la finalidad de que la actuación al exterior de los laicos fuera evangelizadora a la vez transformadora de la realidad.
Sería largo de explicar las acciones y las dificultades a superar, pero sí es importante las actitudes  que más nos propusimos:

1.- Acogida a todos, pero en especial a los empobrecidos, débiles y enfermos.
2.- Compartir las responsabilidades entre nosotros.
3.- Ayudar a las personas en sus necesidades pidiéndoles que den de si, todo lo que puedan.
4.- Profundizar en las causas de los males que nos acosan para denunciar las injusticias y anunciar rayos d esperanza desde la fe en Cristo resucitado.
 Cada  curso con objetivos claros a revisar los cercanos colaboradores  en todos las dimensiones de la pastoral actualizábamos nuestro trabajo pastoral.

 En esta etapa que puede llamarse crisis de crecimiento, superadas algunas dificultades que sería largo para explicar en este espacio, hemos llegado a los 20 años.
No ha sido obstáculo tener un pequeño local  para ir creciendo, pero si para albergas actividades posibles con otros medios materiales.


3.- MAYORÍA DE EDAD: ADULTEZ

El Barrio ha seguido creciendo por se una zona de expansión de la ciudad. He podido observar desde un lugar céntrico como estaban construyendo a la vez diez bloques de viviendas, se podían contar diez grúas. Ha dado lugar aumentar la población de dos mila diez –doce mil habitantes.
Hay que actualizar el análisis, no se parece en nada al primer barrio.
Esto da lugar, gracias a Dios, a que el Párroco no pueda anquilosarse. Nueva gente, nuevos problemas, nuevo comienzo…
Por estas fechas- después de miles de problemas superados se pone en marcha el nuevo Centro parroquial, adecuado a las necesidades de la Parroquia.

La Celebración de la Dedicación fue en 27 de junio del 2010, ha sido una de las alegrías para todo el barrio y la Comunidad parroquial de San Luis.  Es Especioso, sencillo funcional y adecuado a nuestras necesidades en sus dependencias, como la habíamps soñado.
Nunca nos podíamos imaginar la acogida y la colaboración económica que ha tenido en la feligresía, a pesar de ser años de plena crisis.
Sin lugar a duda que los medios materiales nos favorecen, pero lo más importante es la comunidad que alberga que ansiaba una nueva casa.

Dos signos de madurez –que no de perfección- de la comunidad son los siguientes:

-Se han ido despertando y cultivando vocaciones laicales
- El Señor nos ha regalo una vocación sacerdotal, ahora diácono ponto presbítero
-Tenemos bien formulado y expuesto en público el plan pastoral 2012-15. que se sintetiza en una pregunta ¿ Hacia donde queremos ir como comunidad cristiana ?
Aparece una cruz  y en el palo vertical: Comunidad acogedora lugar de encuentro con Dios y con los hermanos. Palo vertical abajo: Capaz de evangelizar a los pobres. Palo horizontal derecha: Comunidad corresponsable y misionera. Vertical izquierda: Comunidad bien formada  para la acción transformadora.
Tenemos como lema la definición de parroquia de  Juan XXXIII: “ Es como la fuente de de la plaza del pueblo, donde todos van a saciar su sed”

Soy consciente de que en tanto tiempo ha habido lugar para errores y “metiduras de pata” de mi parte, así como alta de participación  y de compromiso de los seglares. La mejor oración ha sido pedir luz al Espíritu para, al menos, no entorpecer Su acción.

Lo que termino de contar son las cosas más positivas de un largo recorrido que es difícil resumir en corto espacio.
                                                                  Almería 3 de Mayo, San Felipe Santiago,                       

                                                                    Aniversario de mi primera comunión






Plano de la parroquia de S. Luis