lunes, 23 de febrero de 2015

“LA IGLESIA NUNCA PUEDE ESTAR TRANQUILA SI HAY SUFRIMIENTO HUMANO”

LEER MAS EN: http://www.archisevilla.org/Noticias_80-3958

Diego Márquez, Delegado Diocesano de Pastoral Obrera

El paro es uno de los grandes problemas de nuestra sociedad, sino el que más. Todas las encuestas avalan una preocupación que se ramifica en múltiples variantes que perfilan un panorama desalentador en los niveles personal, familiar y social. La Iglesia de Sevilla lleva décadas aportando iniciativas con las que paliar esta lacra que, en este curso pastoral, se ha situado en el centro de las preocupaciones de las parroquias y comunidades eclesiales. Varias instituciones diocesanas, con el arzobispo al frente, trabajan coordinadamente en un proyecto ilusionante: la Acción Conjunta contra el Paro. El día 20 se celebró el segundo encuentro programado para este curso, con aportaciones concretas que trascienden el ámbito diocesano. Uno de los responsables de este proyecto es Diego Márquez, delegado diocesano de Pastoral Obrera.


No hay comentarios: