viernes, 21 de agosto de 2015

EVANGELIO DOMINGO 23/08/2015

Juan 6, 61-70

En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús, al oírlo, dijeron:–Este modo de hablar es inaceptable, ¿quién puede hacerle caso ?Adivinando Jesús que sus discípulos lo criticaban les dijo:–¿Esto os hace vacilar?, ¿y si vierais al Hijo del Hombre subir adonde estaba antes? El espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y son vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen.Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo:–Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.Desde entonces muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él.Entonces Jesús les dijo a los Doce:–¿También vosotros queréis marcharos?Simón Pedro le contestó:–Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.

No hay comentarios: