domingo, 30 de julio de 2017

Santoral de Agosto - Calendario santoral católico

ACTO DEL ENVIO DE LOS MIEMBROS DE ACCION CATOLICA A SANTIAGO DE COMPOSTELA

En la Eucaristía de hoy domingo 30 de julio ha tenido lugar el acto del envío de los miembros de Acción Católica que van a estar presentes en la III Asamblea General. "Encuentro de Laicos de Parroquias" en Santiago de Compostela.
En el encuentro estarán representadas nuestra parroquia de San Luis Gonzaga, la Parroquia de Santa Maria de la Puebla de Vicar y la Parroquia de San Indalecio de Pechina.
Desde este medio les deseamos un provecho encuentro. 
Que el Señor os bendiga y acompañe.





jueves, 27 de julio de 2017

NOMBRAMIENTOS REALIZADOS POR EL OBISPO DE ALMERÍA.26/07/2017

Nuestra Parroquia de San Luis Gonzaga cuenta ya con su Párroco. Desde este medio le damos la bienvenida a D. Jesús 

Cargos pastorales parroquiales
Rvdo. D. Jesús Tortosa Marín
Párroco de San Luis Gonzaga
Almería Capital

miércoles, 26 de julio de 2017

EVANGELIO DOMINGO 30/07/2017

San Mateo 13,44-52:
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «El reino de los cielos
se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra. El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?»
Ellos le contestaron: «Sí.»
Él les dijo: «Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo antiguo.»

martes, 25 de julio de 2017

Centenario de Mons. Manuel Casares Hervás (1917-1990), obispo de Almeria

Francisco José Escámez Mañas:
El tiempo no ha de borrar el recuerdo de los hombres buenos. En la Iglesia es saludable rememorar también a los buenos pastores que Dios envía. El centenario del nacimiento de D. Manuel, como le llamaba todo el mundo, parece buen momento para evocar la trayectoria del que fuera obispo de Almería entre 1970 y 1989, el granadino Manuel Casares Hervás (1917-1990). Aunque no todos lo valoraron de forma equitativa ni lo quisieron, su muerte fue muy sentida como quedó patente en su concurrido sepelio. Con el paso del tiempo, se abre paso una valoración más justa del Obispo Casares. Escribir sobre D. Manuel Casares supone, además, una íntima satisfacción personal, por razones biográficas. Fue el obispo que traté de cerca como alumno, tanto en el Seminario Menor como en los primeros cuatro cursos de Teología.
Leer mas en:
http://www.telealmerianoticias.es/2017/centenario-de-mons-manuel-casares-hervas-1917-1990-obispo-de-almeria-292783.html

jueves, 20 de julio de 2017

NOTA DE PRENSA DEL OBISPADO DE ALMERÍA SOBRE LA EXTORSIÓN DE UN SACERDOTE DIOCESANO

Con relación a la noticia ofrecida en portada en un medio de la prensa local,
ayer miércoles 19 y hoy jueves 20 de los corrientes, el Obispado de Almería, después de haber recabado la información de la que ha podido disponer y haber escuchado detenidamente al sacerdote afectado, puede comunicar cuanto sigue.
Leer mas en :

http://www.diocesisalmeria.es/index.php/10-noticias/2790-nota-de-prensa-del-obispado-de-almeria-sobre-la-extorsion-de-un-sacerdote-diocesano

EVANGELIO DOMINGO 23/07/2016

San Mateo 13,24-43:
En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola a la gente:
«El reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña. Entonces fueron los criados a decirle al amo: “Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde sale la cizaña?” Él les dijo: “Un enemigo lo ha hecho.” Los criados le preguntaron: “¿Quieres que vayamos a arrancarla?” Pero él les respondió: “No, que, al arrancar la cizaña, podríais arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega y, cuando llegue la siega, diré a los segadores: Arrancad primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo almacenadlo en mi granero.”»
Les propuso esta otra parábola: «El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas y vienen los pájaros a anidar en sus ramas.»
Les dijo otra parábola: «El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina y basta para que todo fermente.»
Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada. Así se cumplió el oráculo del profeta: «Abriré mi boca diciendo parábolas; anunciaré los secretos desde la fundación del mundo.»
Luego dejó a la gente y se fue a casa. Los discípulos se le acercaron a decirle: «Acláranos la parábola de la cizaña en el campo.»
Él les contestó: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será el fin del tiempo: el Hijo del Hombre enviará sus ángeles y arrancarán de su reino a todos los corruptos y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su padre. El que tenga oídos, que oiga.»

jueves, 13 de julio de 2017

16 DE JULIO. VIRGEN DEL CARMEN


EVANGELIO DOMINGO 16/07/2017. NTRA SRA DEL CARMEN

San Mateo (13,1-23)
Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla. 
Les habló mucho rato en parábolas: «Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos, ciento; otros, sesenta; otros, treinta. El que tenga oídos que oiga.»